Samstag, Juni 23, 2007

5:30 AM

El cuerpo dormido se sintió observado.
Se dio la vuelta,
me dio la espalda.
Y un estornudo apagó el ronquido.

A los cinco minutos: la misma espalda,
el mismo cuerpo...
Dormido.
Observado.

Kommentare:

la jirafita rayada hat gesagt…

A qué horas se te ocurre escribir??? Duérmete carajo, después te estás quejando que te ves como una loca, a dormir :) Además si apagas el "ventilador" conocido objeto en Curramba como abanico, seguro que no ronca :)
besitos bonita :)

Ary hat gesagt…

Quién observa mi cuerpo dormido,
Quién duerme mi cuerpo observado
Quién hace cuerpo mi observación
Quién camina en mi espalda
cuando estoy boca arriba y
se mete en mi ombligo cuando estoy
boca abajo.
Quién puedo ser yo.

maleza hat gesagt…

que penas y preocupaciones no te dejan dormir? o es solo la cama que e smuy pequena? o seran los sonidos poco armonicos que salen de su garganta???

Marieta hat gesagt…

LA JIRAFITA RAYADA: se me ocurre escribir a las horas del corazón envueltas en un colchón! el ventilador hace rato que no lo prendo por temor a un resfriado...lo que pasa es que hay tanto calorcito en ese cuarto que hasta los pingüinos roncan. Habrá que amarrarle una cuerda a la garganta...

ARY: se me ocurre el ciempiés...
Quién duerme mi cuerpo observado...cómo se aprende de tí ARY!
Abrazos...creo que o le pongo un tapón al ombligo o le hundo mis dedos hasta atravesar y llegarle a la espalda, hasta armar un hueco de luz....:)

MALEZA: las penas del olvido...