Dienstag, Mai 27, 2008

Tras el intento de recuperar lo perdido

Definitivamente no existe una fórmula para el olvido. El hueco de la ausencia de quien se ha ido para siempre, estará vigente a pesar del paso de los años. Triste es, que con el tiempo, los recuerdos se vayan desvaneciendo y sean fragmentos del cuerpo y de momentos, los que se dibujan como fantasmas.
Definitivamente es imposible traer a alguien de la muerte; regresarlo para abrazarlo, besarlo y decirle cuánta ha sido la falta y la pérdida para el mundo, su abandono.
Han pasado más de dos años desde la última vez que nos vimos. "En siete meses nos vemos", fueron sus palabras, mientras una escalera larga nos separaba. No sé qué pasó, por qué las cosas no salieron bien, por qué a los siete meses no nos volvimos a ver.
Hoy la extraño, hoy es uno de esos días en los que definitivamente es imposible escapar de la melancolía.

Samstag, Mai 24, 2008

30 segundos

Creo que nunca había sentido tanto movimiento; un pánico en el que creí que el cuento se acababa. Duró 30 segundos, pero se sintieron eternos, no se alcanza a pensar en nada, ni en agarrarse de nada, ni siquiera gritar, más bien tranquilizar a quienes empiezan con rezos y con sonidos de angustia. ¿Y si la pared se desploma? ¿Y si el techo se abre en dos?
Hoy tembló en Colombia; en Bogotá se sintió fuertísimo. Una intensidad de 5.5 en la escala de Richter; el epicentro a 53 kms de la capital; 15 muertos, iglesias y casas destruídas.
Frente a esos sacudones de la naturaleza sólo se presencia un respiro de respeto.
De verdad que pensé que tocaba despedirse.

Sonntag, Mai 18, 2008

Donnerstag, Mai 01, 2008

Humbertico y el Wii

No hay que salir de casa, tampoco ir al gimnasio, mucho menos buscar un plan que ayude a desaburrirse. Desde que llegó este aparatejo a mi casa, tengo un bobito que pasa día y noche pegado al televisor, haciendo competencias de natación, jugando al fútbol casi como si el mismo estuviera pateando la bola, dándole a una raqueta virtual y haciendo el sonido expulsado desde los pulmones "ah", "ah" cada vez que se responde a una pelota, y bateando lo más fuerte posible...
A veces cuando lo acompaño a viajar hasta una cancha de golf o a la bolera, termino con los brazos cansados, sin voz y con el deseo de ganar (aunque siempre pierda, porque la constancia vence lo que la dicha no alcanza, y él sí que lo logra). Lo peor me ocurre cuando nos montamos al rin a darnos puños, boxeando... hay momentos en que me siento tan agredida virtualmente, que me dan ganas de voltearme y darle el puño al que está a mi lado burlándose de mi amplio conocimiento.
Cambia la infancia y con ella los juegos...y claro la visión de mundo.
Ahora, mientras termino de escribir sobre el Wii, lo veo: resulta que está compitiendo en alto atletismo. ¡Qué risa! parece mentiras.