Samstag, März 31, 2007

Marieta


Ahora resulta que así me llamo... Marieta... ¿por qué me habrá bautizado así? ¡hmm! no importa, sólo me quería presentar como la nueva Marieta, la que aprieta y no suelta...

Donnerstag, März 29, 2007

Montag, März 26, 2007

HIN und HER


Mira, es muy fácil:
contigo el podrá olvidarla,
y tú con él aprenderás
a olvidar a tu querida
Alemania...

Samstag, März 24, 2007

El presente del QUE

El avión aterriza más temprano de lo que se tenía previsto.


Que no sirve de nada porque no llega la escalera.Que llega la escalera. Que no sirve de nada porque no hay bus. Que la espera se alarga una hora y media. El avión prende motores y se convierte en bus.


Salida por la puerta tres. Que no está ella, un par de minutos y un teléfono público. Que se saca una moneda, que se pone al lado la billetera (o el monedero, según la Comisaría de Aeropuerto), que "rin rin" (que no renacuajo), que "hola, nos vemos en el centro". Que no sirvió de nada.


Se alarga la espera, no llega el bus, es festivo. Que se saca la cartera, que hay que pagar el tiquete.


¡Qué no está la billetera!
Corazón en mano, maleta en espalda, bus qué carajos y a buscar lo olvidado.


Que ya no estaba al lado del teléfono, que dan ganas de llorar pero que no es tan fuerte, que la plata, que el dinero, los papeles y recuerdos, las tarjetas, que de crédito, que dizque sanitaria (según el secretario de la Jefatura Superior...que bla bla bla)...que lo uno y que lo otro.


Aquí y allá, acullá, ¿en dónde está?
Policía local: que he dejado hace más de una hora un monedero al lado del teléfono, con miles de objetos, que la firma-que la mía-que la suya, conste y certifico, sello... suspiro y que esperar.

Cabeza baja, mirada gacha, que hoy no tuve suerte, que mañana la tendré.

Siete de la mañana, que no hay metro, tampoco taxi, que da igual: sin un peso en el bolsillo, que ya no hay nada que perder.

Freitag, März 16, 2007

Mi querida Matu, por convertirnos en espejos, ¡espejos de amistad!





No me acuerdo muy bien del momento en el que nuestras miradas por primera vez se encontraron, tampoco del color de la maleta que llevabas ese día (seguro que era rosada), mucho menos si ya para ese entonces guardabas la pelotita de caucho en el bolsillo de la jardinera… En ese intento, se me empiezan a dibujar imágenes salpicadas por tu risa… no sé en qué momento algo hizo “click” para convertirnos en amor del cómplice, en amistad de años, en lealtad suave y delicada.

Todavía nos veo corriendo por los pasillos, por los patios, pero más que corriendo debo confesar que por culpa tuya aprendí del pasto y sus pequeños seres sedentarios… Tomamos el sol, nos cayeron pelotas en la cabeza de las que eran activas en los recreos (¡cómo suena a niño esta palabra!), dormimos la siesta, y gozamos de tantas delicias juntas y además abusamos o si no, cómo olvidarnos de los brownies, de las donuts de chocolate con pepitas de colores, de la empanada gorda con ají (porque es que la flaca que vendían en la tienda no era tan rica) y de la arepa con queso, mantequilla y sal. Nostalgia al pensar que todo eso nos alcanzaba con dos mil pesos…

Fueron muchos los tesoros que guardamos y enterramos en la arenera, otros tantos que dejamos en el coliseo, debajo de las colchonetas, además de los que no se pueden hablar, amontonados en los pupitres con candado de cada salón por el que pasamos. “Hagamos una promesa, para que el próximo año nos toque juntas”… y qué suertudas que fuimos (¿o habrá sido ayuda de alguien?), doce años quedando siempre juntas o en el A o en el B... Sólo me faltó conocerte de chigüira en Kinder, pero me conformo con las crónicas, que con el tiempo me contaron sobre tus llantos de semanas enteras porque no podías separarte de tu mamá. Ahí estás pintada mujer consentida.


El colegio fue una linda época, fue candor, fue familia (ahora no hay diferencia entre la tuya y la mía), fue tristeza y cobardía, fue arcoiris y olor a cafetería, fue literatura y rebeldía, admiración por los profesores, por el conocimiento, por el alma y sus estadías, fue crítica y melancolía, fue domingo a la seis de la tarde y vagabundería, fue consejo, amor, imaginación y un poco más que de camaradería.

Y como el presagio de un viejo sabio que está a punto de dar a luz una idea, nos seguimos encontrando en la universidad. El latín fue nuestro mejor recreo, las amenazas con los lápices de colores siempre han hecho efecto en tí…y no me arrepiento porque así he llegado a despertar a tu ombligo, así he visto lagrimones de conmoción y abrazos, incontables abrazos de genialidad.
Ya desde otro lenguaje, quizás, nos hemos seguido alimentando del mundo. Gracias por sintetizarme las ideas de la filosofía, por encarnar la lucidez, la sensatez de este suspiro que es la vida. Gracias por acompañarme en el vacío que dejaron amores de los grandes, amores frustrados; por compartir el guiño de los ojos ante tanta incertidumbre; por regalarme sonrisas apaciguadas cuando tuve que vivir el dolor de la muerte; por moverte aquí y allá; por comprobar que es cierto que las distancias son abstractas; por crear magia en esta amistad, pero sobretodo por mantenerla.

Hoy, lejos y deseando de todo corazón celebrar contigo los homenajes que te brinda la lluvia (no olvides que tu alma es de agua), deambularé por las calles, seguiré tus pasos, entraré a tu casa, te robaré un beso y un abrazo, levantaremos las copas y guardaré en un bolsillo este momento.

Esta canción ahora es para tí…

¡¡¡Felicitaciones NASAlita de mi corazón!!!

Feliz Cumpleaños, chiquito mío


"El hijo de rana, rin rin renacuajo
Salió esta mañana muy tieso y muy majo
Con pantalón corto, corbata a la moda
Sombrero encintado y chupa de boda
Muchacho no salgas, le grita mamá,
Pero él hace un gesto y orondo se va
Halló en el camino a un ratón vecino
Y le dice amigo venga usted conmigo
Visitemos juntos a doña Ratona
Y habrá francachela y habrá comilona
A poco llegaron, avanza ratón,
Estirase el cuello y coge el aldabón
Y da uno, dos, tres golpes
Y preguntan ¿quién es?
Yo doña Ratona, beso a usted los pies
Estaba en mi oficio hilando algodón
Pero eso no importa bienvenidos son
Se hicieron la venia, se dieron la mano
Y dice Ratico que es más veterano
Mi amigo el de verde rabia de calor
Démele cerveza, hágame el favor
Y mientras el pillo consume la jarra
Mandó la señora a traer la guitarra
Y a renacuajito le pide que cante versitos alegres
Tonada elegante
Ay de mil amores lo hiciera señora
Pero tengo el gaznate más seco que estopa
Y me aprieta mucho esta nueva ropa.
Lo siento infinito responde doña Rata
Aflójese un poco chaleco y corbata
Y mientras tanto vamos a cantar
Una cancioncita muy particular.
Se hallaban en este ameno lugar
con canto, guitarra y canción
Cuando la gata y sus gatos
Aparecen en el umbral
Y aquello parece el juicio final
La gata grande cogió de la oreja a doña
Ratona maullándole hola
Y los niños gatos a la rata vieja
Uno por la pata y otro por la cola
Y Renacuajito al ver este asalto
Cogió su sombereo y dio un tremendo salto
Y siguió saltando tan alto y deprisa
Que perdió el sombrero y
Rasgó la camisa
Y cae en la boca de un pato tragón
Y este se lo embucha de un sólo estirón"
(Rin Rin Renacuajo - Rafael Pombo-)

Montag, März 12, 2007

An Oleguito (porque la partida es un día de otoño)




,,Herr: es ist Zeit. Der Sommer war sehr groß.
Leg deinen Schatten auf die Sonnenuhren,
und auf den Fluren laß die Winde los.

Befiehl den letzten Früchten voll zu sein;
gieb ihnen noch zwei südlichere Tage,
dränge sie zur Vollendung hin und jage
die letzte Süße in den schweren Wein.

Wer jetzt kein Haus hat, baut sich keines mehr.
Wer jetzt allein ist, wird es lange bleiben,
wird wachen, lesen, lange Briefe schreiben
und wird in den Alleen hin und her
unruhig wandern, wenn die Blätter treiben."
(Herbsttag -Rainer Maria Rilke)

Heidegger

"Ateo es el que no piensa"

Montag, März 05, 2007

AlUmbrálChello


Hoy a punto de cruzar el umbral, Shostakovich conciertos y sonatas... Tu instrumento se convirtió en tu pareja, ya lo decían algunos; otros te ayudaron a cargarlo, porque es que llevarlo a las espaldas no deja de ser sexy, sutil y dedos-ratón.



En verano fue cielo, fue el recuerdo de algo que te emocionó: un abrazo de dos (¿o de tres?) que parecía, fueron novios...



Y allí yace esperando...al umbral, al cielo por la pose, la mirada y burbujas reventadas.