Freitag, April 13, 2007

Maraña

A la espera me desespera.
Arrancarme con las uñas las costras, que escurra sangre, que no duela.
Allá afuera se quedan los deseos
pero adentro, adentro ¡cómo pesa el pelo!

Estar a la espera me desespera,
no tengo paciencia,
el corazón late fuerte, martillea la costra, el deseo y el pelo.

¿Cómo arrancar, si las uñas ya me las comí?
¿Si ya no hay arroz en el aire
tampoco sal en la espalda
menos hilos de guitarra?

Internarse en una nueva historia.
Alegrarse intemporalmente.
Ser miserable, ruin, aparentemente agradable.

No saber conducir por los océanos
tampoco acudir a la media luna,
años de tristeza, de agudeza, de amor por la naturaleza.

Y en esta otra voz, otra que no es costra, ni deseo, ni pelo, te has sentado en el profundo azul de una pelota y me has hablado de la mirada de la mujer.
Casi no aguanto, casi me desmorono ante esa confesión.
Apartándome con unas gafas, cierro el corazón.
Será mejor callar y dejarme llorar,
Mientras te veo partir de nuevo por esa puerta, casi como presagio, como leyenda, como una hermosa serenata.

A la espera me desespera, ya no eres más tú el de la pelota azul.
Ahora vuelves terremoto
regresas para alborotar, para borrar enigma
Y arañas, arañas arañas.

Kommentare:

Dédalus hat gesagt…

Escribes muy bien, Marieta... y yo, que nunca oculto mis estupendas limitaciones de todo orden y categoría, me rindo y hago mía esa frase que dijo Molière hace casi trescientos años, ante un cuadro que le debió resultar bien moderno para su época:
"Debe ser hermoso, no entiendo nada".
Como sé que me consientes casi todo (incluso que no te haya sabido seguir el hilo), beso tu mano y tu mejilla.
Y de paso te invito a que me visites, en una extraña puesta de largo que protagonizo desde hace un par de días para mis amigos.
Yo también te quiero.
¡Viva Maguncia!

maleza hat gesagt…

uy nena, que maraã de sensaciones y sentimientos...
tengo que opensar un poco, luego vuelvo!

lucresia hat gesagt…

Si no tienes paciencia, antes que morir de desesperación deberías morir luchando y ...
"salir a campo abierto
en solitario, a pecho descubierto.
Y evitar la emboscada
que significa tu mirada"

sigo plagiando, besitos originales.

Anonym hat gesagt…

Te leo, te releo y te vuelvo a releer, pero no logro concentrarme bien. Me has puesto ante un dilema más grande de lo que hubiera podido esperar, a hacerme una odiosa pregunta para la que no encuentro todavía la respuesta. Me pides algo mío y solo mío, por supuesto que te lo has ganado. Pero, y eso qué será? Supongo que no el color de mis ojos ni el de mi cabello, tampoco mi color favorito o mi grupo de música preferido. Entonces?

Los lugares que he visitado podrán ser seguro los mismos de miles de personas más, el sol que me calienta es el mismo de otros tantos millones, los libros que he leído estarán seguro en las bibliotecas de cualquiera.

Ahora me descubro como la más común de las mortales, al parecer nada me diferencia lo suficiente. Qué horror! Bueno, bueno, con algo de calma lo iré pensando y te tendré una buena respuesta que quizá siga haciendo volar tu imaginación...

Un beso y un abrazo con fuerza suficiente para acabar con todos esos fantasmas sentados en pelotas azules jugando a hacer confesiones.

Dédalus hat gesagt…

Puedes enlazarme hasta por el cuello, Marieta. Todos mis permisos, todo mi cariño, toda mi gratitud.

Cuídate. Le cuesta dar la cara a esta primavera.
Un beso bien beso.

Marieta hat gesagt…

DEDALUS: eso estuvo bonito, lo de Moliere; claro que te consiento pero te reto a que sigas el hilo y a que me llenes de críticas... porque también de eso se trata esto de bloggear no?

Me encantó tu último Post ya nos veremos recogiendo otras flores en esta hermosa primavera. Acá calienta ya como si fuera verano...y por allá en Vittoria?

MALEZA: :) Vuelve o mejor no pienses...el que piensa pierde. Te quiero!

LUCRESIA: plagiando pero motivando...jajajaja! ay yo no sé si eso de volverme ahora guerrera vaya conmigo por estos días. Mejor me quedo pedaleando poco a poco a lo correcaminos...creyendo que voy tras las ruedas de la bici, convencida pero tranquila. En fin... oye a tí y a Maria, mil gracias por el préstamo de la bici, estoy feliz!!! me contaron que es fucisa...qué emoción!

ANÓNIMA: espero en silencio...